Prensa

3
Oct

La construcción sustentable exige ventanas mas eficientes

Las ventanas de aluminio de alta prestación logran excelentes resultados de aislación termo acústica y adicionalmente, limitan la posibilidad de condensación.

La creciente concientización sobre el cuidado del medio ambiente, sumado a  consumidores  cada vez más exigentes y socialmente responsables, están modificando los servicios y productos de las distintas industrias. El sector de la construcción, teniendo en cuenta que los edificios consumen un tercio de la energía del planeta y emiten gases a la atmósfera en las mismas proporciones por calefacción y refrigeración principalmente, fue una de las pioneras en emprender la búsqueda de eficiencia energética a través de soluciones y sistemas constructivos sustentables. Asimismo los  materiales deben ser nobles, durables, livianos y reciclables y en este sentido, el aluminio vino a dar respuestas a estas crecientes demandas, convirtiéndose en un material por excelencia para la construcción sustentable.

Los empresarios desarrolladores de vivienda y los arquitectos ya tomaron nota sobre el interés creciente que tienen los consumidores por el ahorro energético, impulsado por el aumento sostenido de las tarifas de electricidad y gas así como por la preocupación ambiental. En una vivienda, dado que las ventanas son responsables del 20% de las pérdidas o ganancias térmicas, representan uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de emprender una construcción para lograr la máxima  eficiencia energética. Por ello, con una mínima inversión adicional en aberturas de aluminio de alta prestación, se logra un fuerte diferencial en ahorro energético, la mayor durabilidad con el menor mantenimiento y un notable aumento en la percepción de valor de un inmueble, representando una óptima relación entre inversión y amortización en el tiempo.

Para un buen aislamiento térmico del hogar, es vital que las aberturas sean herméticas, es decir, que tengan la cualidad de cerrar perfectamente garantizando un sellado efectivo contra el aire, agua, polvo y contaminación. En invierno, la hermeticidad evita pérdidas de temperatura, y en verano ayuda a mantener la refrigeración, lo que contribuye a un mayor ahorro energético. El grado de impermeabilidad depende de la calidad y correcto funcionamiento de los elementos que componen la ventana: marco, vidrio,herrajes y accesorios. Las ventanas de aluminio de alta prestación logran excelentes resultados de aislación termo acústica y adicionalmente, limitan la posibilidad de condensación. Para las viviendas expuestas a condiciones climáticas muy exigentes, existen aberturas con hojas de doble y hasta triple vidriado hermético –DVH- y marcos de aluminio con sistemas de Ruptura de Puente Térmico -RPT-. Los ahorros de consumo se logran así tanto en invierno como en verano, con menor gasto de equipos de aire acondicionado, estufas o radiadores. Estos porcentajes de aislamiento térmico se traducirán en un ahorro constante en la factura de consumo energético. Se utilizan también accesorios de alta calidad, que brindan condiciones inmejorables de deslizamiento, giro, apertura, cierre, a través de herrajes, bisagras, ruedas y burletes. Por ello, los accesorios son un aspecto crítico en la calidad de la ventana. El sistema formado por aluminio, vidrio, accesorios y burletes de calidad, otorgan a la ventana las cualidades de hermeticidad, permitiendo aislar la temperatura, así como evitar las filtraciones de aire y agua.